Cerezas

Se trata de un fruto de unos 2 centímetros de diámetro aproximadamente. Redondo, unas veces ligeramente chato y otras puntiagudo en su base, con una textura en algunos casos blanda y en otras variedades tersa y crujiente.
El color de la cereza va desde el carmín oscuro casi negro al color rojo brillante. Su pulpa, unas veces negra o tinta y otras ligeramente rosa, es jugosa y dulce o en algunos casos acidulada.

Descripción

Se trata de un fruto de unos 2 centímetros de diámetro aproximadamente. Redondo, unas veces ligeramente chato y otras puntiagudo en su base, con una textura en algunos casos blanda y en otras variedades tersa y crujiente.
El color de la cereza va desde el carmín oscuro casi negro al color rojo brillante. Su pulpa, unas veces negra o tinta y otras ligeramente rosa, es jugosa y dulce o en algunos casos acidulada.

Calibre:
Las cerezas calibran fundamentalmente entre los 18 a los 30 milímetros de diámetro y suelen presentarse en los mercados unidas al rabo para dotarles de mayor consistencia y evitar que el fruto se desangre, cosa que ocurre con facilidad al ser apartada de su pedúnculo.

Origen

– Valle del Jerte, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana.

Almacenamiento y transporte

– El mayor enemigo para la conservación de la cereza es el agua o la humedad, que provoca la pérdida de consistencia del fruto (blandeo) y una perceptible disminución en la calidad de su pulpa; se puede almacenar a 1- 3ºC, de 3 a 10 días, dependiendo de la variedad.
– La cereza es altamente perecedera, sobre todo las de piel blanda, siendo más duraderas las de pulpa y piel consistente; las condiciones de transporte son 0,5-2ºC, con un 90-95 % de humedad relativa.

Envasado

– Cajas 2 kg
– Cajas 5 kg
– Tarrinas 500 gr / 1 kg
– Además, podemos atender requerimientos especiales del cliente.

Calendario

– De Abril a Julio (sujeto a disponibilidad)

Ficha de producto

– Descargar ficha (pdf)

También te recomendamos…